Aguacate, arándanos y alubias, tres opciones naturales no tan conocidas pero muy beneficiosas

En cualquier dieta sana y equilibrada, los vegetales, hortalizas y frutas son una pieza fundamental, por su valor nutritivo y por ser la familia de alimentos más naturales para el organismo. Dentro de esta gran variedad, el aguacate (palta), arándanos y alubias, quizás sean miembros no tan conocidos pero con grandes beneficios.

El aguacate es de alto valor calórico, y rico en grasas monoinsaturadas, es decir, de las “buenas”, tales como las que aporta el aceite de oliva. Las paltas se pueden incorporar, en trozos, en ensaladas, o hacer batidos o salsas con ellas. Dentro de los nutrientes destaca la presencia de vitamina E, provitamina A, magnesio y potasio.

Destaca asimismo el nivel de proteínas: pueden ser un buen sustituto natural de otras fuentes de origen animal, por lo que son también muy consumidas por los vegetarianos estrictos. Las proteínas que aporta son, además, de fácil digestión.

Según evidencia, un consumo moderado frecuente de aguacates puede ayudar a prevenir patologías como el cáncer, trastornos cardíacos y enfermedades oculares degenerativas.

Los arándanos son cada vez más buscados por sus efectos antioxidantes: considerados como “milagrosos” por muchos, poseen una excelente función antibacteriana, y se recomiendan en caso de infecciones urinarias. Ricos en vitamina C, fibra, potasio, calcio y hierro no aportan cantidad significativa de calorías, y son una “bomba” de antioxidantes naturales, como antocianos y carotenorides.

Finalmente, las alubias: las semillas comestibles de las judías, también tienen sus múltiples ventajas sobre nuestra salud. Entre sus beneficios, destaca su alto nivel de vitaminas del complejo B (en especial, de ácido fólico), su contenido de calcio y potasio.

Estas pequeñas frutas ayudan a elevar los niveles de leptina, una hormona que regula el apetito y por ello son de utilidad para quienes están en régimen de adelgazamiento. Además, ayudan a mejorar el funcionamiento y rendimiento cerebral, las células y la piel. Otro de sus beneficios es que actúan normalizando la presión arterial, y reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular. La Sociedad de Nutrición estadounidense recomienda un consumo de este alimento de tres veces por semana.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz