Agua, recomendaciones para perder peso

Perder peso con agua

Bajar de peso mediante el uso del agua no es una idea nueva. No nos referimos a que paséis, de la noche a la mañana, a consumir agua en cantidades inmensas y que descartéis de vuestra dieta cualquier otro tipo de alimento. Pero sí sabemos, desde tiempo atrás, que el agua tiene que ser crucial en nuestro día a día si lo que pretendemos es bajar de peso o alcanzar una estabilidad física muy adecuada. Un nuevo estudio viene a reforzar este concepto con nueva información que ya se ha dado a conocer y que le da aún más valor a la ingesta de agua de manera rutinaria a lo largo del día.

Agua, el secreto del éxito

Siempre hemos oído que el agua es lo más importante en nuestra vida, que estamos formados por un gran porcentaje de agua y que por ello siempre debemos contar con su presencia. Si nos encontramos mal, bebemos un poco de agua, si nos duele la tripa, bebemos un poco de agua y si estamos nerviosos, bebemos un poco de agua. Todo lo hacemos con el agua a nuestro alrededor como elemento fundamental no solo entre las personas, sino también de nuestro propio planeta.

El nuevo estudio que se ha realizado quería comprobar cuál es el alcance del agua y cómo puede afectar a las personas en sus medidas adecuadas. Se analizaron más de 10 mil casos de adultos de una edad mínima de 18 años y una máxima de 64. Los resultados, como mencionaremos a continuación, confirman lo que ya imaginábamos. Las personas que estuvieron hidratadas tuvieron una mayor tendencia a perder peso y a ponerse en forma. Se aplicó el ejemplo de la ingesta de agua por sí misma y de la que introducimos en nuestro cuerpo cada vez que nos comemos determinadas piezas de fruta que son ricas en este líquido.

Desde la Universidad de Medicina de Michigan, que es donde han realizado el estudio, confirman que la hidratación debe tener un mayor peso en la vida de las personas. Recomiendan que comencemos a darle más importancia a la hidratación, sobre todo si estamos gestionando un peso sensible o niveles de obsesidad que puedan estar provocándonos efectos negativos en la salud.

Beneficios para todos los gustos

El agua tiene beneficios claros en otros aspectos de la vida, no solo en lo vinculado con la reducción y el control del peso. Por ejemplo, es un elemento que nos lleva a disfrutar de un mejor estado de salud en distintos términos. Nos puede hacer sentir más estables en cuanto al estado físico y también ayudarnos a tener un estado de ánimo superior que nos mantenga alejados de las depresiones. Hay muchos problemas de salud que se producen debido a la deshidratación, así que en cierto modo el agua también sirve para prevenir enfermedades. Algunas, las del riñón, pueden ser realmente complejas, así que es recomendable seguir introduciendo agua en el cuerpo de forma regular para que no tengamos este tipo de enfermedades.

Beber agua

Volviendo al tema de la pérdida de peso, lo que querían investigar desde Michigan con este estudio era el motivo por el cual algunas encuestas han demostrado anteriormente que el agua hace el efecto contrario. Al final resulta que se trata de algo en lo que influye el propio cuerpo de las personas y el proceso de hidratación del mismo. Pueden influir factores variados entre los que se incluye el clima del lugar donde residamos, la cantidad de ejercicio que hagamos o características físicas relacionadas directamente con nuestro cuerpo. Todo ello llega a influir de una manera directa en la cantidad de agua que necesitamos para estar hidratados. En algunos casos será inferior a otros, así que es importante conocer un poco más nuestro cuerpo para poder actuar en consecuencia.

Al llegar a conseguir una buena hidratación aportaremos muchos beneficios a nuestro organismo, de manera que nos beneficiemos de distintos rasgos y ventajas, como que el bombeo de sangre que produciremos será mayor y los músculos se encontrarán más enérgicos. Todo está relacionado con la hidratación, con encontrarnos sanos y con tener un punto de apoyo, en este caso el agua, que nos pueda ayudar a ir hacia adelante.

¿No estás hidratado?

Si tienes dudas sobre si estás bien hidratado o no hay algunos aspectos en los que fijarte. Por ejemplo, ¿tienes sed? Esta es la mejor forma de saber si recibes la hidratación adecuada en el organismo. ¿Te sientes cansado o despistado? ¿Qué color tiene tu orina? Son preguntas a las que hay que responder mientras estamos comprobando nuestros niveles de hidratación para saber si tenemos un problema en este sentido. En el caso de la orina, por ejemplo, nos tienen que preocupar los colores muy oscuros. De tener falta de hidratación la mejor recomendación es el agua o las frutas que tengan un alto contenido de ella, pero no serán tan útiles los refrescos y otras bebidas similares.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz