Adicción de Internet en jóvenes, un problema de nuestros días

La adicción a Internet en adolescentes y jóvenes es un problema quee cada vez se torna más severo, de hecho, en países orientales como Corea del Sur y China ya es considerado de índole nacional. Recordemos que en el último tiempo ya se ha producido cerca de una decena de muertes de menores en los llamados “cibercafés” tras haber pasado horas y horas, sin parar, conectados a la red.

Con respecto a esta nueva clase de adicción, bien típica de este siglo XXI, el jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Quirón de Madrid informó que hay tres vías por las que los adolescentes se enganchan a Internet: en primer lugar, los juegos on line, luego le sigue la mensajería, y en último lugar, el sexo.

Sin embargo, vale mencionar que en este último sentido son los adultos los que mayor adicción tienen.  Con respecto a los jóvenes, el especialista informó que suele darse en un tipo de perfil específico: jóvenes “introvertidos, tímidos, con un cierto tono vital depresivo y con algunos factores sociofamiliares peculiares que presentan un perfil de riesgo”, apuntó Martínez.

Lo que les engancha “es una especie de compensación psicológica” porque “las características de Internet dan una oportunidad a algunos individuos que tienen justamente problemas en la integración social” y para quienes suele ser más difícil tener relaciones sociales.

“El estar delante de una pantalla y tener todo el mundo abierto y, sobre todo, la sensación de impunidad que muchas veces se tiene en el trabajo con el ordenador, esas características son susceptibles de enganchar”, aseguró Martínez sobre las posibilidades que da el nuevo mundo virtual y porqué seduce tanto a los jóvenes.

En cuanto a los juegos on line, el principal atractivo es que permiten crear personajes fantásticos con los cuales se pueden identificar los jugadores, y “les permite canalizar y vehicular miedos, temores, angustias y complejos y eso, libera”. En este sentido, se habla de patología cuando “implica un deterioro de las actividades normales de las personas”.

El especialista advirtió a los padres que tienen que tener en cuenta el “elemento cualitativo”, es decir, que la cantidad de horas que los menores pasan enfrente del ordenador.

Ante la falta de límites en el tiempo de juego, algunos países han regulado al respecto, tales han sido los casos de Corea del Sur y China, en los cuales se impuso una máxima de “tres horas” ante las muertes acaecidas.

El médico especifícó que estos decesos se debieron a “conflictos cardiovasculares“, potenciados por el consumo de coca-cola y café durante largas horas de juego “y alguna otra substancia estupefaciente”.

Finalmente, Martínez alertó a los padres de que deben estar atentos a si su hijo comienza a “dejar amigos, a abandonar las relaciones sociales y familiares, dentro del ámbito de casa, que es una microsociedad con diferentes estancias y diferentes habitaciones”.

Las alarmas deben saltar cuando “de repente ese niño no sale de su habitación, no participa en la actividad familiar. No está en el ámbito comunitario que es el salón, la cocina, se encierra en su casa, no hay comunicación”.

Vía Ideal.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz