Adelgazar mal, consecuencias terribles que deberías conocer

consecuencias de adelgazar mal

Adelgazar mal solo porque se acerca el verano es algo que no debemos hacer por ninguno de los motivos. Cuando lo hacemos recurrimos a las famosas dietas milagro y nos “matamos” en el gimnasio para ver los resultados cuanto antes. Es cierto que estas técnicas pueden ayudarnos a conseguir nuestro objetivo casi de inmediato pero a la larga no va a ser nada beneficioso para nuestro organismo.

Perder peso de manera drástica es contraproducente y en la mayoría de los casos al poco tiempo sufrimos un efecto rebote, haciendo que recuperemos los kilos que hemos perdido e incluso algunos más que antes no teníamos. En el momento en el cual decidimos ponernos a dieta, hay que tener en cuenta muchos factores que pueden afectarnos negativamente y traernos serios problemas de salud. Si estás pensando en adelgazar para lucir un tipazo este veranito atiende a lo que vamos a contarte y cuida bien tu cuerpo.

Adelgazar mal es malo

Por mucho que queramos adelgazar rápidamente este método, como indicamos, no es nada recomendable, ya que podemos volver loco a nuestro organismo, presentar carencias importantes y al final todo lo que hemos llevado a cabo no habrá servido de nada. Hay que evitar a toda costa estos problemas de salud.

No con ello queremos decirte que no te puedes poner a dieta, si te apetece hazlo. Pero no lo hagas sin tomar precauciones. Las prisas nunca son buenas y en relación a nuestro cuerpo tampoco van a ser las mejores aliadas. Para que te hagas una idea de las consecuencias negativas que puede traer a nuestro organismo, perder peso rápidamente puede hacer que se nos caiga el cabello en abundancia, padecer insomnio o estar más cansados de la cuenta. Además, arrastraremos una fatiga muscular continua e incluso puede afectarnos al apetito sexual. Se ha demostrado que las personas que adelgazan a través de técnicas inadecuadas pierden en mayor porcentaje las ganas de mantener sexo.

Pero todavía hay más, porque al eliminar un gran número de alimentos de nuestra dieta diaria provocará que tengamos trastornos alimenticios graves. Nuestro cuerpo tendrá un menor aporte de nutrientes y vitaminas y esto desembocará en problemas como dañar nuestro sistema inmunológico, lo que propiciará a que contraigamos más enfermedades o nos expongamos a mayores riesgos. Por todo ello te aconsejamos que a la hora de adelgazar lo hagas administrando bien los tiempos, como se suele decir, sin prisa pero sin pausa. Elabora una dieta equilibrada y saludable y planifica una tabla de ejercicios que te ayude a mantenerte en forma.

Cuida mucho tu musculatura

Si cuando mencionamos el término musculatura piensas en un cuerpo completamente tonificado no te agobies, no eres la única. Esta idea es cierta, pero debes también saber que la musculatura no solo sirve para mejorar estéticamente. De hecho, los músculos son los que se encargan de quemar las calorías que tomamos de forma diaria. Si no los cuidamos este proceso se ralentiza, haciendo que aumentemos de peso rápidamente.

Por este motivo la musculatura tiene una relación estrecha con nuestro bienestar, puesto que si no puede llevar a cabo correctamente su función tendremos problemas de salud más adelante. Para que te sientas bien nosotros apostamos por actividades aeróbicas que te ayuden a acelerar ese proceso de quema de calorías. Por otro lado, este tipo de ejercicios mantienen activo nuestro cuerpo, lo que hará que nos expongamos a un menor riesgo de padecer enfermedades de tipo cardiovascular y a otras como la diabetes, la osteoporosis o incluso el alzheimer. Además de estos ejercicios de cardio también es bueno que los combinemos con otros donde trabajemos la fuerza, puesto que son ideales para evitar ese efecto rebote al que tanto le tememos.

evitar adelgazar mal

Elige bien los alimentos

Para adelgazar, al igual que es fundamental que hagamos deporte y mantengamos activo nuestro cuerpo, también es muy importante llevar una dieta sana y equilibrada. Los alimentos deben ser de primera calidad y contener pocas calorías y muchos elementos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

La teoría la tenemos clara: hay que consumir menos calorías de las que solemos gastar diariamente. En este sentido los mejores alimentos son las frutas y las verduras, aunque también es bueno tomar comida que tenga una gran cantidad de proteínas, como por ejemplo el pescado. Llevando a cabo una buena combinación de todos estos alimentos conseguiremos llegar a ese efecto saciante y además estaremos aportando a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita.

Recuerda, una dieta adecuada y la práctica de ejercicio diario serán las claves para perder los kilos que nos sobran y no adelgazar mal. Pero eso sí, siempre dentro de un tiempo prudencial, olvídate de las técnicas exprés y ponte en forma de una manera sana. Si lo haces te sentirás muy bien y estarás camino de alcanzar el mejor físico sin sufrir consecuencias en tu salud.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz