Adelgazar en verano: consejos que te ayudarán

Adelgazar en verano con ensalada

Ya estamos en primavera y seguro que lo habéis notado, sobre todo porque vuestros amigos están empezando a apuntarse al gimnasio pensando en el verano. Es posible que tú también comiences con la preparación ahora, pero no nos extrañaría nada que pasaran los meses, lleguen las vacaciones y todavía tengas deberes pendientes. No tienes de qué avergonzarte, porque a todos nos ha pasado. Y la buena noticia es que adelgazar en verano es posible. No se trata de un mito: podemos hacerlo si tenemos voluntad y ajustamos nuestras costumbres alimenticias un poquito. Para ello es bueno saber cómo debemos comportarnos respecto a la comida en diferentes momentos, con el objetivo de que nunca tengamos riesgos, tentaciones o sustos por pasarnos un poco de la raya. ¿Preparados para saber lo que es necesario para ponernos en forma en verano luchando contra el reloj?

Adelgazar en verano, mejor en casa

El lugar donde más tenéis que intentar comer en verano (o en cualquier época del año, tampoco nos vamos a engañar) es vuestra propia casa. Sabemos que es muy tentador lo de salir a un restaurante, ir a comer a la playa, a la piscina o a casa de unos amigos, pero… la realidad es que si queremos hacer lo posible para ajustar el peso y ponernos en forma, nuestra casita es el mejor lugar. Y hay muchos buenos motivos para ello. El principal es que en casa tenemos controlados todos los ingredientes que vamos a utilizar preparando las comidas. No haremos locuras y nos prepararemos platos sanos. Parece que cuando nos descontrolamos es cuando salimos de casa, porque nos dejamos llevar y acabamos haciendo ilegalidades culinarias que no deberíamos. Así que sí, comer en casa es lo mejor.

Y en casita hay otras cosas que debemos repetir para perder peso en verano. Por ejemplo, optar por las bebidas que nos pueden ser útiles y no nocivas. Os lo decimos rápidamente: los refrescos con gas son un poco malos y no tenéis que abusar de ellos. Que sí, que hay veces en las que nos apetece bebernos un refresco y hacer eso de “aaah” de lo fría que está la lata cuando la sacamos de la nevera. Pero debe ser algo aislado ¿vale? En sustitución de los refrescos os recomendamos el agua (nada más sano) y los zumitos naturales. Si tenéis una batidora en casa ya veréis qué buenos zumos os hacéis. Con cualquier cosa que encontréis por casa (hablamos de frutas, claro) os podéis hacer un zumo natural y muy saludable para quitar la sed. Además, os recomendamos los helados, pero los naturales. ¿Opciones? Es muy popular la idea de congelar yogures con cucharita o palito y desde niños nos han enseñado a hacernos sanísimos helados de hielo congelando cubitos de sabores (con los mismos zumos podéis hacerlos).

Si sales a un restaurante…

Seguro que es inevitable que salgas a bares y restaurantes. ¡No es el fin del mundo, descuida! Pero tienes que portarte bien si quieres reducir peso en verano. ¿Qué hacer entonces? Pues optamos por la comida sana y natural, por ensaladas y alimentos que no sean excesivos en grasas nocivas para el organismo. Pide raciones pequeñas en vez de platos completos y recuerda que ni loco debes pedir postre, porque ya tienes en casa esos helados naturales que te estarán esperando para que los disfrutes. Si tus amigos quieren ir a la comida rápida, el fast food de toda la vida, intenta disuadirles, porque en esos lugares no hay mucha vuelta de página para lo que tendríais que comer. Hasta las ensaladas de estos restaurantes suelen engordar bastante más de lo normal, sobre todo porque prácticamente en ninguno son naturales, sino envasadas.

Zumos para comer en verano

Y también en las excursiones

Perder peso en verano también es posible si eres de esas personas que tienen costumbre de cubrir este periodo del año saliendo de excursión. A la montaña, la playa, la piscina (que no es mucha excursión, pero lo unimos a este mismo párrafo) o cualquier otro lugar, siempre hay que controlar la comida que nos llevamos. Nuestra madre nos acostumbró de niños a que era buena idea llevarse a la playa una paella, tres tortillas de patata, 20 croquetas muy fritas y mil cosas más que no son adecuadas si nos lo planteamos bien. Todo eso lo tenemos que sacar de nuestra cabeza por mucho respeto que le tengamos a nuestras madres. En su lugar, las ensaladas siguen siendo recomendables por lo refrescantes que resultan, pero nosotros vamos a añadir que nos encanta llevarnos una deliciosa macedonia.

En el caso de necesitar llevar bocadillos, porque entendemos que no os vais a sacar la fiambrera con macedonia en la montaña cuando estáis escalando o mientras hacéis senderismo, intentad que el pan sea integral y que los ingredientes estén equilibrados. Una buena propuesta es combinar lechuga con algún otro ingrediente vegetal y poner un filetito de pollo a la plancha. Eso os encantará. Y así seguro que vais a adelgazar en verano, os lo aseguramos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz