Adelgazar con cambios de hábitos

Adolescencia: los riesgos de pasar por alto el desayuno 1

El mantenerse dentro del peso normal o adelgazar, cuando se está excedido, depende de que se lleven adelante hábitos saludables de vida y de alimentación. Te contamos en esta ocasión, algunos buenos hábitos a tener en cuenta por las mañanas.

El desayuno, clave

El desayuno es la comida más importante del día, ya que son los primeros alimentos que mandamos al organismo después de un ayuno prolongado, energía y nutrientes para comenzar la jornada como corresponde.

Pero deberás asegurarte que sea adecuado: fruta, zumo, pan integral y alguna fuente de proteína magra pueden ser una buena opción. Más consejos en Vitadelia.

Levántate más temprano

Para bajar de peso y activar el metabolismo, el levantarse un poco más temprano puede serte de ayuda. El hacerlo una hora antes de lo que acostumbras será un paso a favor para quemar la grasa acumulada, ya que le da al organismo más tiempo para activarse antes de ir a trabajar o de iniciar cualquier actividad.

También se aconseja hacer un poco de ejercicio, bien temprano por las mañanas (eso sí, no descuides el desayuno).

Tomar una bebida para activar el organismo

Después de haber conseguido levantarte más temprano, el tomar una bebida natural puede ser una buena forma de comenzar: opta por algún zumo o batido que contribuya a desintoxicar el organismo y a activar el metabolismo.

Agua tibia con limón

Una buena alternativa es tomar agua tibia con limón: tiene alto poder depurativo y favorece el buen funcionamiento de todo el organismo. Solo debes exprimir el zumo de un limón y mezclarlo en una taza de agua tibia.

Infusión de jengibre

Es una infusión con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y desintoxicantes que la hacen ser un buen respaldo de la dieta para adelgazar.

Preparación: coloca un trozo de raíz de jengibre en una taza de agua, déjalo reposar 10 minutos, agrégale un toque de zumo de limón y bébelo.

Hacer ejercicio

Tras disfrutar de una bebida purificadora qué mejor que mover un poco el cuerpo: puedes salir a trotar, andar en la caminadora, bailar o activar de la manera que prefieras y puedas.

En tu propia casa, podrás hacer: sentadillas, estocadas, levantamiento de piernas, lagartijas, flexiones de brazos, entre otros.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz