Adelgazar a los 50, consejos para lograrlo

Adelgazar a los 50 en mujer

Para muchas personas adelgazar a los 50 puede representar un verdadero reto considerando todos los factores que podrían jugar en contra nuestra a la hora de conseguirlo. Ya no somos tan jóvenes y perder peso parece una misión aún más complicada que unos años atrás. Lo que os podemos comenzar diciendo es que no es imposible que lo consigáis, pero sí es necesario fomentar nuevos hábitos alimenticios y a su vez acompañar esto con ejercicio moderado para obtener buenos resultados.

Adelgazar a los 50, tu metabolismo

Otro aspecto que podría ralentizar la pérdida de peso en mujeres son los cambios hormonales que produce la menopausia, lo que a su vez ocasiona que el metabolismo se vuelva más lento. Por lo tanto, es normal que tras haber sobrepasado el umbral de los 50 el cuerpo comience a retener más grasa en zonas como el abdomen, las piernas y la cadera.

Antes de comenzar cualquier dieta debes ser consciente de los cambios que afronta tu organismo a medida que envejeces. El cuerpo está constituido por un 70% de agua y con el declive de los años se pierde aproximadamente un 10% de estos líquidos, a esto se le suma una disminución considerable de la masa muscular, flacidez y falta de elasticidad en la piel. Parece que es como si nos pusiéramos unos pesos en las piernas e intentásemos caminar con ellos, pero no os preocupéis, porque aún así hay maneras de ponerse en forma.

Comida y bebida, fundamentales

Para obtener buenos resultados es necesario trabajar en los factores biológicos que de cierto modo entorpecen la pérdida de peso y así superarlos. En todo este proceso es necesario ser disciplinados y constantes. Esto no solo favorecerá la apariencia física, sino que también ayudará a mantener un estado de salud óptimo. Una de las primeras cosas que debemos comenzar a hacer es consumir alimentos con un alto contenido proteico, de manera que ayuden al aumento de la masa muscular. De igual forma tendremos que disminuir el consumo de carbohidratos y grasas, puesto que no serán elementos beneficiosos para nuestro organismo. En lo que comemos se encuentra parte del secreto que nos llevará a perder el peso que ya no necesitamos.

Adelgazar a los 50 con dieta

A la hora de ajustar nuestra dieta hay que incluir alimentos ricos en fibra naturales, porque nos ayudarán a mantener el organismo limpio y preparado para absorber los nutrientes necesarios para funcionar de forma saludable. También será necesario ingerir periódicamente alimentos que contengan Omega 3. Algunos de sus múltiples beneficios incluyen reducción de los niveles de colesterol, triglicéridos y tensión arterial. Todo ello será muy positivo para que perdamos peso y que lo hagamos de manera sana, sin que otros elementos de nuestra salud se vean afectados. Lógicamente, es fundamental que evitemos el consumo excesivo de azúcares refinadas, y habrá que eliminar la ingesta de comidas basura o fritos. Si queremos perder peso de verdad todo lo que consideramos comida mala debería estar fuera de nuestra mente en su totalidad. En su defecto habrá que comer más verduras y frutas.

Por otro lado, mantenerse hidratado es de suma importancia. Por tal motivo se recomienda beber de 6 a 7 vasos de agua diarios. No hace falta que los bebáis de manera seguida, porque seguro que os acaba doliendo la tripa. Lo que recomendamos es que tengáis una botellita siempre cerca de vosotros y que vayáis bebiendo de forma habitual a lo largo del día. Hay que recordar que estar bien hidratados es muy importante para muchas de las acciones que lleva a cabo nuestro organismo.

Otras cosas que podemos hacer

También hay que descansar las horas necesarias y evitar perder el sueño, dado que dormir poco puede generar un desequilibrio en las hormonas encargadas de regular el apetito, por lo que seremos más propensos a subir de peso. A esta edad comenzamos a tener menos sueño del habitual, pero no deberíamos arriesgarnos a ser de esas personas que solo duermen un par de horas al día. Busquemos formas de incentivar a que nuestro cuerpo quiera dormir para perder peso a los 50.

Además de dormir más, eliminar el sedentarismo incluyendo en nuestra rutina diaria ejercicios de bajo impacto que nos mantengan activos es muy importante. Hay que hacerlo sin riesgo a sufrir algún accidente o lesión. Por ejemplo, caminar durante varios minutos, nadar, incluso practicar yoga, taichi o pilates. Estos últimos ejercicios siempre debemos practicarlos de manera adaptada a nuestra edad, dado que no es lo mismo que lo practique alguien joven que una persona que ya se encuentra en los 50.

Con estos consejos y un poco de constancia, que sin duda es la medida que nos ayuda a estar sanos, veremos que en poco tiempo comenzamos a sentir los beneficios de nuestro esfuerzo. Adelgazar a los 50 puede ser posible sin que tengamos que hacer locuras que pongan en riesgo la salud, pero siempre hay que hacerlo de una manera sana y teniendo en cuenta los consejos de los profesionales.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz