Adelantos del 2010 en relación con el tratamiento de enfermedades cardiovasculares

El 2010 también fue un año de adelantos científicos y médicos en lo relacionado con la enfermedad cardíaca y sus tratamientos. Compartamos en este post algunos de los pasos dados más importantes, según la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón).

*Un tratamiento más personalizado y adaptado para los pacientes con diabetes tipo 2, de modo tal que estas personas más susceptibles a desarrollar enfermedad cardíaca también puedan reducir este riesgo.

*Tratamientos y opciones cada vez menos invasivas: como es el implante transcatéter de válvula aórtica que sirve para reemplazar una válvula aórtica obstruida en pacientes de alto riesgo (que quizás no tolerarían una intervención a corazón abierto).

*Mejoras en los métodos para revertir el para cardíaco repentino, como es el uso del RCP (reanimación cardiopulmonar) en adultos sólo con comprensiones de tórax.

*Más alternativas para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular en pacientes con fibrilación auricular: nuevos fármacos anticoagulantes como ha sido el dabigatran (Pradaxa) que se presenta como una opción más fácil de administrar en comparación con el fármaco estándar warfarina (Coumadin).

*La posibilidad de lograr mejores resultados en los pacientes con insuficiencia cardíaca a través de nuevos tipos de desfribiladores cardiovensores implantables que ayudan a restaura el ritmo cardíaco normal.

*Mejores alternativas a la terapia anticoagulante: tales como un nuevo medicamento llamado ticagrelor (Brilinta), que podría ser mejor anticoagulante que el clopidogrel (Plavix), para pacientes que deben ser intervenidos quirurgicamente.

*Nuevos procedimientos para bebés que nacen con enfermedad cardíaca (congénita), que podrían hacer que se prescinda de un trasplante de corazón.

*Interesantes adelantos experimentales en la terapia con células madre que podrían ayudar a crear un nuevo músculo cardiaco para, eventualmente, mejorar los resultados en los pacientes con insuficiencia del corazón.

*Desde la AHA, finalmente, también se destacó la creciente evidencia científica que respalda que los cambios en el estilo de vida, como perder el peso excedente, la práctica de actividad física y una dieta más sana, pueden ayudar a prevenir la enfermedad cardíaca.

Vía Medlineplus

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz