Acupuntura, ventajas y beneficios

ventajas de la acupuntura

Entre las distintas medicinas alternativas más practicadas en el mundo entero la acupuntura se trata de una de las que más popularidad ha obtenido entre todo tipo de personas. Su origen se encuentra en la medicina china tradicional, la cual ha ido desplegando sus virtudes también en Occidente, proporcionando a multitud de individuos la oportunidad de sentirse en mejor estado de forma. De la acupuntura ya hemos hablado en otras ocasiones tomando como punto de partida lo buena que puede ser hacia la consecución de objetivos específicos y ahora queremos realizar un repaso general acerca de sus beneficios. Así intentaremos que salgáis de dudas si estáis pensando o no en disfrutar de este tipo de terapia.

Acupuntura contra el dolor

La definición rápida sería que esta medicina alternativa se concentra en que podamos superar dolores variados que suframos en nuestro cuerpo. Sirve en muchos tipos de situación y con multitud de dolores, así que puede ser conveniente en tal amplitud de campos que siempre es posible encontrarle una ventaja. Es importante destacar en este caso que hemos tenido en cuenta los distintos estudios publicados en los últimos años, en los que se ha llevado a cabo un enfrentamiento dialéctico entre expertos. La intención era comprobar si la acupuntura servía realmente como método para reducir el dolor en distintas zonas del cuerpo. El último estudio y comprobación, que data del presente año 2016, ha determinado que sí es una técnica que ayuda a reducir el dolor, aunque depende mucho del estado del paciente y de la dolencia específica que tenga.

Adiós a los dolores lumbares

Una de las principales recomendaciones que se realizan cuando hablamos de aplicar la acupuntura se encuentra referida a la solución o reducción de los dolores lumbares. Las personas que tienen dolor lumbar de tipo crónico y disfrutan de sesiones de acupuntura realizadas de forma profesional pueden mejorar su estado de salud de manera significativa. En este sentido es posible ganar una mejora evidente en la calidad de vida, obteniendo más movilidad y un incremento de la vitalidad, así como de las ganas de vivir. En el proceso los pacientes a los que se aplica acupuntura reducen el hormigueo que sufren en distintas partes del cuerpo y los dolores en distintas posiciones, tanto de pie como sentados a lo largo del día.

Migrañas y dolores de cabeza

Otra de las ventajas que propone la acupuntura está dirigida a solucionar pautas que se repiten de manera constante en personas de diferentes rangos de edad, como los dolores de cabeza. Este puede ser un problema demasiado frecuente y al cual se le puede poner solución con unas pocas sesiones. Ocurre lo mismo con las migrañas, no tratándose realmente solo de poner remedio a su presencia, sino que lo más importante pasa por convertirse en evitarlas. Bajo el conocimiento de la acupuntura se entiende que las migrañas se deben a una serie de problemas bien determinados, como los que se encuentran en las cervicales o el conocido como síndrome del frío. Es importante conocer cada uno de los posibles síntomas de las migrañas para que podamos recibir la atención adecuada, algo de lo que se ocupará el profesional con el que estemos trabajando.

acupuntura en brazo

Cáncer

Uno de los enfoques que más se destacan de la acupuntura es la manera en la cual ayuda a los enfermos de cáncer, que se pueden beneficiar de una gran serie de beneficios. A través de esta medicina alternativa los pacientes notarán cómo los efectos secundarios de los procesos por los que estén pasando serán inferiores, tanto la radioterapia como la quimioterapia. Los pacientes notarán que el dolor se reduce y que el cáncer puede llegar incluso a manifestar menos síntomas de los que aparecerían sin tener este apoyo añadido. Además, hay que decir que no solo ayuda contra un tipo de cáncer, sino que es beneficioso en distintos, incluyéndose entre ellos el de hígado, páncreas, colon, ovarios, próstata, estómago o el de huesos.

Es necesario que tengamos en mente que la acupuntura no puede curar el cáncer, pero sí se convierte en un buen apoyo del que sacar partido durante el proceso de la enfermedad. Un estudio de 2007, en el cual hubo un grupo de casi 50 pacientes que participaban en sesiones de quimioterapia, demostró que en todos los casos se conseguía reducir el nivel de cansancio que sufrían en su día a día. También les mejoró el estado de ánimo, la motivación que tenían para plantar cara a la enfermedad y sus ganas de moverse y de disfrutar de la vida por mucho que se encontraran con obstáculos. Lo único que hay que tener en cuenta, como siempre ocurre con este tipo de procesos, es que confiemos siempre en un profesional que nos pueda garantizar que terminaremos de manera satisfactoria después de cada sesión. Si nos aseguramos de eso es posible que nuestro estado de salud mejore mucho.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz