Actividad física durante el embarazo, de ayuda también para evitar sobrepeso en bebés

embarazo

Una de las problemáticas que más se sigue extendiendo en el mundo es la obesidad y, lamentablemente, el sobrepeso también afecta a cantidad de niños, con las consecuencias que esto puede traer tanto en la vida actual del menor como en la edad adulta.

En este sentido, y como un modo de prevenir la obesidad infantil es también importante el peso y la actividad física de la madre antes y durante la “dulce espera”. Por lo general, suele creerse que es mejor que las embarazadas, sobre todo en los últimos meses de gestación, no realicen ejercicio.

Si bien es cierto que la actividad física de la futura mamá deberá ser adecuada a su calidad de gestante, no habría en realidad ningún motivo para dejar de mantenerse activa (siempre y cuando el médico no indique específicamente lo contrario, por algún motivo en particular).

Según un reciente estudio realizado por la Universidad Politécnica de Madrid y el Instituto Karolinska (Suecia), las mujeres que hacen ejercicio hasta el final de embarazo no sólo no corren mayor riesgo sino que también estarían ayudando a evitar la obesidad de su hijo en los próximos años de vida.

Estos resultados salieron publicados en el International Journal of Obesity. El grupo de investigadores trabajó sobre unas 160 mujeres de entre 25 y 35 años, con hábitos sedentarios y sin riesgo de parto prematuro.

Tras conformar dos grupos, los expertos indicaron a uno de ellos que realizarán un plan de ejercicio bajo supervisión de expertos en actividad física y ciencias del deporte, mientras que el otro quedó como grupo de control.

Los autores del estudio utilizaron múltiples variables para evaluar la salud de los fetos: tales como su peso, talla y edad gestacional. Al mismo tiempo, fueron analizando los efectos de este régimen de actividad física realizado durante el segundo y tercer mes de gestación  en el peso y la talla de sus bebés.

Por ello, en principio, se pudo comprobar que el ejercicio no hace “ningún daño a la salud de los fetos” ya que “la talla y la edad gestacional, así como otros parámetros de salud, fueron similares en el grupo de mujeres que siguieron el régimen de ejercicios que en aquellas que no realizaron actividad física”, según indicó el investigador del Instituto Karolinska Jonatan R. Ruiz, principal autor de este trabajo.

Asimismo, los expertos midieron el peso de la madre antes del embarazo, la talla del feto y si la mujer había desarrollado o no diabetes durante la gestación. En el grupo de mujeres que se mantuvieron sin actividad física se observó que el peso de las madres antes de quedarse embarazadas estaba vinculado al peso del recién nacido.

“Las madres sedentarias con un elevado peso antes de la gestación dieron a luz a bebés con más peso. Esta relación, sin embargo, no se observó en el grupo de mujeres que practicaron actividad deportiva durante el embarazo”, concluyó Ruiz.

Vía 20minutos.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz