Acidez, remedios sorprendentes para enfrentaros a ella

Acidez vinagre

La acidez es una de esas cosas que todos podemos sufrir en mayor o menor medida durante las cenas de Navidad. No importa lo bien que tengas el estómago, las posibilidades de sufrir acidez son elevadas. Al fin y al cabo nos acostumbramos a unas comidas demasiado excesivas y agotadoras que llevan a que suframos un dolor inevitable. En base a esto y aunque podemos tener suerte y no sufrir acidez, hay que poner en marcha una serie de recomendaciones que nos permitan ponerle remedio. No es la primera vez que os habrán hablado de remedios contra la acidez, pero os prometemos que os vamos a contar cosas nuevas.

Acidez, aloe vera al rescate

Vamos a comenzar recomendando el aloe vera como el primero de nuestros remedios para la acidez estomacal y luego ya iremos viendo otras ideas un poco distintas. En este caso lo que tenéis que hacer es sacar el jugo de esta planta para consumirlo antes de que comencemos a comer. Ya sabemos qué estómago tenemos y qué comidas pueden ser las más complejas para nosotros, así que lo deberemos consumir en ese momento. No conviene abusar del aloe vera debido a que también tiene un efecto que puede ser laxante para nuestro organismo. Esto es frecuente con otros de los remedios de los que hablaremos contra la acidez, así que siempre es conveniente ser prudentes. Cuando bebamos el zumo de aloe vera habrá que reducir también su cantidad, dado que con media taza será más que suficiente.

Suplementos

No vamos a hablar del jengibre, de lo que seguro que ya os han dicho mucho, ni de otros remedios más naturales. Queríamos algo distinto. Y por eso vamos a confiar en los suplementos. Para adquirirlos solo tenemos que ir a una tienda especializada, donde nos recomendarán los más adecuados en cada uno de los casos. En este sentido hay un grupo de sustancias que nos ayudarán y beneficiarán, incluyendo la betaína, la vitamina D y la glutamina. Como indicamos, de cada suplemento nos darán la indicación correspondiente a la cantidad que debemos consumir. En el caso de la betaína es bueno que si ya tenemos reflujo gástrico tomemos una cantidad apropiada contra el dolor que estemos sufriendo y que después mantengamos la ingesta de forma periódica como soporte a nuestro estómago.

Por su lado, la vitamina D se puede tomar de forma natural sin necesidad de suplementos, aunque también los podemos adquirir. Os recomendamos en este caso que optéis por el sol. El contacto con los rayos del sol nos alimentará de forma interna y nos protegerá contra los efectos de la acidez. Esto también tendrá otros efectos positivos, como la lucha contra un buen número de infecciones.

acidez y aloe vera

En último lugar tenemos la glutamina, un aminoácido que está presente en forma de suplemento, pero que también se incluye en alimentos de consumo común. Podemos ingerir una buena cantidad de glutamina a través de alimentos cotidianos como el pescado, el pollo, los lácteos y los huevos. También lo obtendremos con verduras, frutas y otros productos que están muy habitualmente en nuestra dieta. Si creemos que podemos tener un nivel bajo de glutamina podemos acceder a ella en forma de suplementos.

Vinagre de manzana

Esta solución comienza a sonar un poco distinta, aunque sabemos que quizá no os resulta demasiado agradable, porque beber vinagre de manzana… no convence. De todas formas, puede ser un remedio muy efectivo. Lo que debéis hacer es poner una cucharada de este vinagre diluida dentro de un vaso de agua. Una vez se haya producido la mezcla nos la tendremos que beber para notar los beneficios del vinagre, que se ocupará de producir una mayor cantidad de ácido en nuestro estómago para equilibrar la ausencia de este.

Remedios extraños para todos los gustos

Una de las mayores realidades sobre la acidez es que combatirla es un aspecto muy personal, lo que puede significar que haya métodos que funcionen para unas personas y no para otras. Por lo tanto, lo que os recomendamos es que hagáis pruebas y que encontréis el sistema de lucha contra la acidez gástrica que más os beneficie. Algunas personas no toleran los sistemas clásicos para la acidez que ya hemos mencionado y sí que les funcionan otros que quizá no están tan recomendados. Todo es cuestión de conocerse así mismos.

Por ejemplo, y hablando de métodos extraños, sabemos de personas que siguen utilizando la leche como forma de bloquear la acidez. Este era un método muy antiguo y clásico, de la vieja escuela, y sí que funcionaba, pero tenía efectos secundarios que no resultaban recomendables, lo que ha llevado a que dejemos de recomendarlo. También hay personas que combaten la acidez con la menta y en especial con caramelos tipo smint, lo que no deja de ser muy curioso. Como a nadie le gusta sufrir acidez lo mejor es que busquemos la forma de evitarla sea cual sea la solución por la que optemos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz