Aceite de oliva, para mejorar la calidad de vida

El aceite de oliva parece ser de gran ayuda para retrasar la aparición de enfermedades crónicas y mejorar la calidad de vida en la vejez gracias a su elevado contenido de grasas monoinsaturadas, antioxidantes y micronutrientes.

De acuerdo a las palabras del doctor Francisco Pérez Jiménez, especialista español que participará del II Congreso Internacional sobre Aceite de Oliva y Salud próximo a realizarse entre el 20 y 22 de noviembre, “el aceite de oliva, como parte de la dieta mediterránea puede amortiguar la inflamación propia del proceso de envejecimiento y retrasar la aparición de enfermedades crónicas también relacionadas“.

Recordemos que el envejecimiento es un proceso que se desarrolla a lo largo de la vida y cuyas manifestaciones principales están favorecidas por la presencia de un fenómeno oxidativo, en el cual los antioxidantes de calidad presentes en este tipo de aceite juegan un papel preventivo principal.

Asimismo, y a diferencia de otros aceites como el de maíz, almendra o soja, el aceite de oliva previene el envejecimiento por su riqueza en grasa monoinsaturada, que cuando se incorpora al organismo ejerce efectos más beneficiosos que otras grasas, en lo referido a los niveles de colesterol y a la tensión arterial.

Vale destacar que esta misma riqueza en antioxidantes y micronutrientes es una característica específica de los aceites virgen y virgen extra, ya que el resto de los aceites son sometidos a un proceso de refinamiento para su consumo con el cual pierden la mayoría de dichos componentes.

“Tanto el efecto de la grasa, que disminuye los factores de riesgo y la oxidación, como sus micronutrientes, son favorables para la salud al reducir los mecanismos que favorecen el desarrollo de las enfermedades crónicas”, explicó Pérez Jímenez.

 A la vez, y como ya se ha dicho, el consumo regular de aceite de oliva mejora la calidad de vida ya que favorece la longevidad. “Este fenómeno se ha localizado con dietas sanas, aunque no hubiera aceite de oliva presente en la dieta. Pero sin duda la dieta mediterránea, que incluye al aceite de oliva como grasa fundamental, es uno de los mejores modelos. La mayor calidad de vida en la vejez se atribuiría al hecho de que dicha dieta disminuye las enfermedades crónicas, como las cardiacas, el cáncer y las neurodegenerativas”.

 “Cada día hay más información relativa a los efectos saludables que supone la presencia de microcomponentes y antioxidantes en el aceite de oliva, por lo que la producción debería orientarse a conseguir aceites ricos en dichos productos, de lo que son un ejemplo los aceites virgen y virgen extra de mayor calidad”, advirtió este especialista.

Finalmente, se puede adelantar que éste y otros resultados relacionados con la investigación sobre el papel del aceite de oliva en la prevención del envejecimiento serán expuestos en el simposio específico sobre esta temática, que moderará Pérez Jiménez dentro del congreso y que, además, abordará el papel de la inflamación en el proceso de envejecimiento o la fisiopatología del envejecimiento y longevidad, entre otros temas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz