Aceite de lavanda casero, ideal para hacer masajes

El Aceite de Lavanda puede ser de gran ayuda: no sólo es ideal para hacer masajes y para reactivar la circulación, sino también para mejorar quemaduras y curar eczemas.

El aceite de lavanda se elabora a partir de las flores, que son las que tienen el aceite esencial. Si bien se puede encontrar en cantidades de almacenes y tiendas y comercios especializados, también tienes la posibilidades de ser tú mismo quien lo prepares, y como verás no es difícil y será entretenido.

Compartamos entonces en Vitadelia los pasos para hacer en casa un aceite de lavanda que podrá utilizarse para los usos ya especificados y para otros, incluida la aromaterapia.

Una última aclaración: este aceite no es comestible.

¿Qué necesitas?

*Aceite de almendras dulces prensado en frío -se puede conseguir en una farmacia o droguería).

*Hojas, flores y tallos de lavanda, que deberán estar previamente machacados con un mortero.

*Frasco de cristal o tarro de boca ancha.

Preparación

-Coloca las flores en el tarro y añade el aceite de almendras dulces sin llegar a llenarlo por completo. Cierra y deja en un lugar oscuro y cálido (puede ser en cualquier armario donde no entre la luz).

-Cada día deberás tomar el tarro y agitar la mezcla, para lograr que los componentes se mezclen bien.

-Pasado un mes deberías filtrar el aceite utilizando un colador. Coloca en un nuevo frasco.

Vía Viviendosanos

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz