Acciones para reducir el impacto ambiental

A través de ciertas medidas a tomar en cuenta, aplicables en nuestra casa y diario vivir, mucho podremos hacer por la salud de nuestro planeta, un futuro más prometedor, y también por nosotros  mismos.

En principio, habrá que procurar ser concientes y racionales con el uso de la energía, de la calefacción y el aire acondicionado. El uso de energías renovables en casa evita la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) y el gasto en combustibles fósiles, lo que supone a su vez un ahorro en la factura energética. Por ello, cada vez más son los que se decantan por otras vías de producción energética, como son los paneles fotovoltaicos, paneles solares térmicos para calentar el agua, o el uso de biocombustibles para el automóvil, entre otras medidas posibles.

Con respecto a este último ítem, hay que señalar que los coches y demás medios de transporte son otros de los emisores de GEI, por lo que también se está optando cada vez más por un modelo de movilidad más sostenible. También será una decisión más saludable para con el medio ambiento tomar autobús público siempre que se pueda para reducir la cantidad de vehículos en las ciudades y, en consecuencia, de impacto ambiental.

A la hora de comprar o cambiar el auto, elegir un modelo menos contaminante, así como realizar una conducción eficiente o compartir el coche y parking, serán otras medidas positivas. Y, siempre que sea posible, optar por la bicicleta o ir a pie, ya que también serán alternativas más amigables para con el medio ambiente.

Recordar siempre la fórmula de las tres “R”: reducir, reutilizar y reciclar. Reducir: comprar sólo lo imprescindible y priorizar los productos reciclados y reciclables. Reutilizar: sacar el máximo provecho posible a la vida útil de los productos, dar un nuevo servicio a los mismos y apostar por el intercambio de bienes de consumo. Reciclar: seleccionar los residuos para llevarlos a los contenedores de reciclaje correspondientes. El reciclado permite un gran ahorro de emisión de GEI.

La  menor contaminación y explotación de los recursos naturales también pasa por el plato: elegir una alimentación lo más baja posible en carbono, es decir, aquellos que necesitan menos energía y recursos para su producción. Reducir consumo de carnes y optar en cambio por alimentos frescos, de temporada, locales y que no estén envasados ni procesados.

Plantar árboles puede ser otra pequeña acción realizada para tratar de compensar la pérdida de bosques, grandes “sumideros de carbono”, ya que retienen el CO2.

Finalmente, siempre quedará a nuestra merced hacerse escuchar y reclamar a las instituciones y empresas que adopten medidas destinadas a reducir el impacto ambiental. Nunca hay que desestimar lo que uno pueda hacer, algo que parece insignificante como el cambiar las bombillas eléctricas por variedades de bajo consumo puede hacer una gran diferencia si es realizado por millones de consumidores. Según datos del Instituto norteamericano de Políticas de la Tierra, permitiría cerrar decenas y decenas de centrales eléctricas de carbón de 500 megavatios.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

1 Comentario on "Acciones para reducir el impacto ambiental"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
Ofelia
Invitado
Ofelia
4 meses 13 días atrás

Gran artículo, me es de gran ayuda, gracias y felicitaciones!

wpDiscuz