Absceso bucal: cuando una caries en la muela complica todo (parte I)

abcseso-bucal-muelas

Seguramente varias personas te han dicho cuál es la solución: ir al dentista. Sin embargo, se trata de una solución parcial. Hasta que la hinchazón de tu cara no desaparezca y la infección no se haya ido por completo, el médico no puede tocarte la muela.

Todo ésto te ha ocurrido porque no has ido al médico a tiempo y, ya te lo dijeron, dejaste pasar mucho tiempo. Seguramente será una lección que has aprendido.

En este artículo te vamos a contar de qué se trata el absceso bucal, qué tienes en tu boca y cuáles son los síntomas específicos.

¿Qué tienes en la boca?abcseso-bucal-muelas

El absceso dental es una infección dolorosa que empieza en la raíz de un diente o entre la encía y los dientes. En casos avanzados, se puede extender a la boca, la cara, la mandíbula o la garganta.

Es causado por el crecimiento de la bacteria en una caries que ha sido mal tratada. La misma infección puede traspasar los tejidos blandos y seguir hasta los huesos de la cara y el cuello.

 

Otras causas del absceso

Otra de las causas puede ser debido a un trauma en los dientes, a la gingivitis o a una enfermedad de las encías.

Además, la mala higiene oral, como no cepillarse los dientes o no usar hilo dental, es otro de los motivos que logran la formación de caries en los dientes. La bacteria de la caries se extiende a veces a las encías, las mejillas, la garganta o bajo la lengua, y puede llegar incluso a la mandíbula o a los huesos faciales de la cara.

 

Complicaciones en el absceso

abcseso-bucal-muelas

En algunas ocasiones, la infección se llena de pus y se vuelve progresivamente más dolorosa cuando se inflaman los tejidos. El dolor se puede calmar cuando el absceso se abre por sí solo y sale la pus, o si el dentista lo drena quirúrgicamente, si lo cree necesario.

La complicación más difícil de la infección se da cuando la inflamación bloquea las vías respiratorias y provoca dificultad para respirar. En esos casos, el absceso también causa fiebre, vómitos, sudoración, náuseas y malestar general.

Vía: vidaysalud.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz