A sólo horas del Día Mundial de la Hepatitis

Este 28 de julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis, una jornada para concientizar sobre esta enfermedad que, más allá de los avances dados en su prevención y tratamiento, sigue estando a la orden del día, y en todas sus variantes.

Sin embargo, la más peligrosa de todas, la hepatatis C -que implica un deterioro importante del hígado- aún sigue siendo un tema sobre el que poco se informa. Hoy en día, según cifras oficiales, este virus que se contagia por vía sanguínea y sexual, afecta a cerca del 2 por ciento de la población española.

La hepatitis B, por su parte, afectaría a un 0,5 por ciento de los españoles, de acuerdo a lo informado por Xavier Forns, consultor de Hepatología del Hospital Clínic de Barcelona. Estas dos variedades de hepatitis son las que más preocupan a las autoridades sanitarias, ya que todavía no hay vacuna que las prevenga, y se vuelven enfermedades crónicas.

Por el contrario, la hepatitis A y la E, son las más fáciles de curar y en el primer caso, se cuenta con una vacuna efectiva.

Con respecto a los síntomas, en un principio pueden no aparecer señales, pero con el tiempo se puede presentar una sensación de cansancio generalizada, la conjuntiva de los ojos puede tornarse amarillenta y la orina oscurecerse. La forma de detección de las hepatitis es a través de un sencillo análisis de sangre que no tardará mucho en diagnosticarse.

Pues bien, ¿cuáles son las vías de contagio? Recordemos: la hepatitis A y la E son de trasmisión oro-fecal y se puede contraer al tomar un zumo, fruta o ensalada mal lavada y contaminada con estos virus.

Ya la hepatits B y C se contagian por vía sanguínea: puede ser por una transfusión (hoy en día se cuida mucho este aspecto, pero muchas de las personas mayores se han contagiado por transfusiones hechas antes de 1990), el compartir una jeringa infectada (drogadicción), por piercings o tatuajes con material mal esterilizado o por contacto sexual sin protección (también se contagia a través del semen y los flujos sexuales).

En España, los contagios por VHB  (hepatitis B) son menos frecuentes y suelen afectar a personas no vacunadas, bien porque se sometieron a una transfusión hace décadas o porque son personal sanitario y se han pinchado de forma accidental.

Antes se aplicaba la vacuna en la adolescencia, hoy en día, se administra en los primeros meses de vida, según informó Forns. “Si se tienen en cuenta cuatro normas básicas, se evita el contagio. Son muy sencillas: evitar compartir maquinillas de afeitar, cortaúñas, cepillos dentales u otros utensilios que puedan provocar cortes al afectado y volver a cortar a otra persona sana“, precisó por su parte Pere Santamaría, colaborador de la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT).

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz