6 alimentos nocivos para el gato

Para muchas personas parte de su bienestar es el bienestar de sus seres queridos, incluidos los animales de compañía, con esta premisa, compartiremos en Vitadelia seis alimentos que son peligrosos para los gatos, por lo que deberás evitar dárselos a tu felino doméstico. Nunca está de más saber.

Vísceras crudas de pescado

Si bien el gato es un animal naturalmente carnívoro y en su estado natural es posible que cace algún que otro pez, siempre preferiría algún pájaro, insectos o roedores. Con respecto a las vísceras crudas del pescado hay que tener especial atención, ya que pueden llegar a ser nocivas.

Si comen en exceso pueden llegar a presentar una parálisis o rigidez muscular, llamada ‘parálisis de Chastek’, ya que estas vísceras contienen un componente que destruye la vitamina B1, cuya carencia, precisamente, puede desencadenar en esta rigidez.

Además, con respecto al pescado, existe otro riesgo no menor: el de las espinas, que pueden causar desde perforaciones en el esófago hasta obstrucciones intestinales. Otro punto a tener en cuenta: los pescados pueden contener un parásito llamado anisakis que les ocasiona molestias estomacales a los gatos.

Leche, muy poca cantidad

Al contrario de lo que muchos creen la leche de vaca no es del todo adecuada para el gato, ya que es un animal que tiene intolerancia a la lactosa y si ingiere en demasía le puede provocar diarrea y molestias.

Se podría considerar la leche sólo en caso de bebés que hayan perdido a su madre (siempre será mejor buscar una nodriza) y, en todo caso, deberá suministrarse rebajada y en pocas cantidades.

Chocolate, de gran riesgo

Este alimento contiene teobromina, una sustancia que no puede ser metabolizada y eliminada por el gato, por lo que si se acumula en cantidad en la sangre del animal resulta altamente tóxico e, incluso, puede llegar a ser mortal.

Huesos de pollo

Los huesos son muy peligrosos ya que pueden provocar daños en el intestino, como perforaciones u obstrucciones. Si se le dará pollo al gato, los veterinarios recomiendan hacerlo cocido y deshuesado.

Cebolla, otro enemigo del gato

Las cebollas, los cebollines y los puerros contienen una sustancia llamada tiosulfato, un compuesto que destruye los glóbulos rojos en estos felinos, y puede desencadenar en lo que se conoce como una anemia hemolítica.

El alcohol, té y café

El primero es altamente perjudicial para la salud del gato que, en grandes dosis, puede llevar a la muerte, mientras que los segundos también son potencialmente dañinos, ya que el organismo del animal sólo puede liberar las toxinas de estas sustancias con lentitud. Además, un gato que ingiera sustancias excitantes, como el té y café, puede ver alterado su sistema nervioso.

Finalmente, vale destacar que el gato carece de la capacidad de otros animales, como el perro, de eliminar ciertas sustancias tóxicas que se acumulan en su hígado.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz