El 28 % de los españoles tomaría tranquilizantes para dormir

El 28 % de los españoles tomaría tranquilizantes para dormir 1

El consumo de sedantes y tranquilizantes para dormir se ha incrementado casi el 82 por ciento en los últimos años, entre 2000 y 2012, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. La ingesta de ansiolíticos, por su parte, creció un 46,8 por ciento.

Los trastornos del sueño también han crecido y, de hecho, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), el 30 por ciento de los españoles asegura dormir mal o de manera deficiente y tan solo un 17 por ciento, dice hacerlo siempre bien.

A raíz de estos problemas, un 28 por ciento de las personas tomaría somníferos o tranquilizantes para dormir. El problema es que estos productos causan somnolencia diurna, aturdimiento y, con el tiempo, adicción.

Estos fármacos contribuyen, en realidad, a la “cronificación del insomnio“. Ante esto, los expertos defienden un tratamiento con “medidas conductuales y cognitivas, técnicas de relajación y plantas medicinales“.

El doctor Rafael del Río, jefe de la Unidad de Sueño del Hospital Nuestra Señora de América, recomienda “recurrir a preparados farmacéuticos de plantas medicinales, como la valeriana o la pasiflora, para casos de insomnio ocasional”.

A diferencia de estos preparados naturales, el uso prolongado de somníferos o tranquilizantes de origen sintético “provoca efectos adversos a corto plazo, como la somnolencia diurna o aturdimiento, y otros a largo plazo, en relación con la tolerancia y adicción”, indicó Del Río.

Su uso debe ser intermitente y “en ningún caso constituir el eje terapéutico principal, que debe ser de corte conductual y dirigido por un especialista en Medicina de Sueño”, aseveró.

Entre las plantas medicinales recomendadas para dormir mejor se incluyen, además de la valeriana y la pasiflora, la melisa, amapola de California y el espino albar.

Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense y vicepresidenta de Infito, coincidió en que estas plantas “no tienen los efectos secundarios de los somníferos de origen sintético y pueden tomarse de manera prolongada sin que afecte en nuestro día a día y sin crear dependencia“.

De todos modos, aclaró que se deben comprar “en la farmacia, que es donde se presentan en condiciones óptimas y de acuerdo a la normativa legal y bajo el consejo de un farmacéutico“. Según Ortega, estas plantas favorecen la conciliación del sueño y su calidad.

Las plantas en detalle

Valeriana: mejora la calidad del sueño sin agotar ni debilitar al paciente.

Amapola de California y Espino albar: tienen una acción sedante que no genera tolerancia y reduce el nerviosismo asociado al insomnio.

Pasiflora: favorece el sueño reparador y evita los despertares nocturnos.

Melisa: es sedante sobre el sistema nervioso con un efecto positivo sobre la irritabilidad y la ansiedad.

Los expertos también recomiendan una serie de medidas de higiene del sueño como “tomar cenas ligeras sin alimentos ácidos o picantes que dificulten la digestión y exentas de estimulantes como la cafeína o el alcohol”.

Además, conviene no dormir siestas de larga duración, acostarse y levantarse siempre a la misma hora, no realizar actividad física muy intensa a última hora de la tarde, tomar un baño por la noche, limitar el uso de dispositivos tecnológicos ni ver televisión mientras se está en la cama.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz