18 de noviembre: Día Mundial del EPOC

tabaco y depresión

El 18 de noviembre se celebra  el Día Mundial de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) con el fin de crear una mayor conciencia sobre este trastorno cuyo primer desencadenante es el tabaquismo y tiene la característica de ser progresiva, y afectar la salud respiratoria y reducir calidad de vida en gran medida.

En estos últimos años, se está observando una expansión de esta enfermedad en los países en desarrollo y, según la Organización Mundial de la Salud, en caso de que siga creciendo en el ritmo actual pasará a convertirse en la tercera causa más importante de mortalidad a nivel global.

Pero, ¿qué es la EPOC? Es una enfermedad respiratoria progresiva cuya característica principal es la producción de una obstrucción crónica del pasaje del aire, lo que trae aparejado disnea (falta de aire), tos y ruidos sibilantes. Así también, suele sobrevenir mayores flemas y esputos. El primer grupo de riesgo, como se dijo, son los fumadores de muchos años.

Este trastorno tiene además la característica que en un principio, en su primera etapa, suele no manifestar síntomas por lo que los fumadores no son concientes que la están desarrollando. Sin embargo, el daño pulmonar ya es un hecho en la gran mayoría de los pacientes.

Las primeras “dificultades” que pueden empezar a experimentar estas personas es una menor resistencia a la actividad física y un comienzo de deterioro de la calidad de vida en general. Una de las primeras señales físicas, más concretas, que se manifiestan en el paciente con EPOC es la tos.

Con los años, esta enfermedad se va tornando más grave, y en casos ya avanzados puede provocar la insuficiencia respiratoria crónica. Ante este cuadro, es muy posible que se deba recurrir a tratamientos tales como la oxigenoterapia crónica o incluso la cirugía del enfisema (trasplante o reducción del volumen pulmonar).

Es importante detectar la enfermedad para tomar las medidas necesarias, a este respecto, la administración de un broncodilatador (Tiotropio) puede ser de gran ayuda.

Hace sólo unos meses que la revista médica The Lancet publicó los resultados de un estudio en donde quedaba demostrado que el uso de broncodilatador sobre más de 2.730 pacientes con EPOC “moderado” había vuelto más lenta la tasa de declinación de la función pulmonar. Además, se observó una mejoría sostenida de la calidad de vida durante cuatro años.

La EPOC produce un impacto emocional y físico significativo en los pacientes que la sufren porque restringe la capacidad del enfermo de realizar sus actividades cotidianas, tales como subir una escalera o darse un baño. A medida que la enfermedad progresa, la función pulmonar disminuye, baja la capacidad física y la falta de oxigenación puede comprometer a largo plazo el sistema cardíaco y hasta provocar la muerte.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz