14 de Noviembre: Día Mundial de la Diabetes

señales diabetes

El Día Mundial de la diabetes se celebra, todos los años, el 14 de noviembre: la Organización Mundial de la Salud ha escogido este día en particular en conmemoración del nacimiento de Frederick Banting, uno de los científicos que mucho tuvieron que ver, allá por 1922, en el descubrimiento de la insulina, su papel clave en el metabolismo, y la relación básica entre esta hormona y la diabetes.

Según datos de la OMS

, hay en el mundo más de 220 millones de personas con diabetes y, en caso de que la tendencia siga como hasta el momento, de aquí al 2030 se calcula que esta cifra podría incluso doblarse.

Para este día, el eslogan escogido por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud ha sido “‘Entienda la diabetes y tome el control“. Uno de los objetivos de este día es remarcar la importancia de la educación y hacer un llamado a todos los Gobiernos para que pongan en marcha estrategias y políticas efectivas para la prevención y control de la diabetes.

Con motivo de esta conmemoración, José Antonio Martínez Piña, paciente diabético desde hace 25 años y actual presidente de la Asociación de Diabéticos de Alcalá de Henares (en Madrid) estuvo conversando con el diario El Mundo sobre la enfermedad, su experiencia y los puntos a tener en cuenta para mantenerla bajo control y tener así mejor calidad de vida.

Martínez Piña recordó el momento en que se le diagnosticó el trastorno, el miedo que sintió y lo desamparado que se sentía: “Antes las cosas eran distintas. Nadie te daba información, nadie te explicaba nada”.

Hoy, tras más de dos décadas la situación ha cambiado, uno de los objetivos principales de la entidad que preside es, precisamente, brindar información, guía y apoyo a todo paciente que se acerque. En la Asociación, se remite a las personas a un educador en diabetes de forma inmediata, explicó.

“La información es muy importante porque con la diabetes hay que saber vivir. Es fundamental aprender a ser su amigo y no su esclavo“, enfatizó.

Una de estas educadoras es María Ángeles Álvarez, quién tiene más de 15 años desempeñándose en tal rol en la Unidad de Diabetes Pediátrica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Sus educandos son nada más y nada menos que niños, un desafío doblemente mayor.

“Intentamos que el paciente sea casi su propio médico, que sea exigente con el control de su trastorno“, afirmó la educadora en diabetes sobre los objetivos que tienen desde la Unidad.

Álvarez es también enfermera y comenzó en este servicio casi “por casualidad”. “Trabajaba en urgencias y, cuando me trasladaron a este servicio tuve que formarme. Ahora no lo cambio por nada porque es muy gratificante; ves lo que ayuda a la gente”, afirmó.

Esta enfermera hizo también especial hincapié en la información: “Sería necesario que hubiera más unidades especializadas como la nuestra y que los educadores estuvieran más disponibles”.

Tal es así que en la Unidad en que trabaja también reciben, además de pacientes madrileños, personas que llegan desde otras comunidades por falta de unidades similares en ellas, también se reciben personas de Galicia, Asturias o Extremadura, entre otros, informó.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz