10 síntomas de cáncer que solemos ignorar y te pueden salvar

síntomas de cáncer piel

En el momento en el cual escuchamos la palabra cáncer se nos viene a la mente una enfermedad prácticamente incurable. Pero esto no es del todo cierto. Desde hace años muchas personas han logrado superar el cáncer gracias a un diagnóstico precoz. En ese sentido es fundamental que conozcamos los principales síntomas de cáncer, algunos que solemos ignorar y que nos pueden salvar la vida.

Aunque muchas de estas señales no tienen por qué deberse al desarrollo de un cáncer, siempre es bueno acudir a un especialista si mostramos algunos de los síntomas que vamos a indicarte a continuación. Recuerda que tu salud es lo primero y que va a ser mucho mejor prevenir que curar.

Síntomas de cáncer, el cansancio crónico

Seguro que en más de una ocasión te has sentido cansado y no sabías realmente cuál era la causa de ello. A veces nos tomamos un tiempo de relax y de descanso y volvemos a tener esa energía que habíamos perdido, pero no siempre ocurre así. Si te encuentras en un estado de cansancio permanente y por mucho que intentas relajarte no consigues la vitalidad que tenías antes, es más que recomendable que acudas al médico, ya que el cansancio es uno de los síntomas prematuros de un posible cáncer. Normalmente lo asociamos a otros factores y es por ello que suele pasar desapercibido. Ahora que lo sabes recuerda: un cansancio prolongado es motivo suficiente para ir al especialista.

2. Mi piel está rara

Otra de las principales causas por la que podemos pensar que estamos en una fase inicial de cáncer son los cambios que sufre nuestra piel. La mayoría de los pacientes presenta un oscurecimiento de la misma, aunque no siempre se da así. En algunas ocasiones también puede aparecer un color amarillento en los ojos o el típico prurito con el que tenemos una sensación de picazón constante. No dudes en acudir al médico si estos síntomas persisten en el tiempo, puesto que podrías estar desarrollando alguna enfermedad grave. Otro síntoma al que no solemos prestarle demasiado interés y también debemos tenerlo en cuenta es un crecimiento exagerado del vello.

3. Hábitos de evacuación anormales

Algunas veces nuestro cuerpo puede presentar modificaciones puntuales en los hábitos de evacuación. Por norma general estos cambios suelen producirse por algún problema digestivo que se soluciona en pocos días. Sin embargo, sufrir un fuerte estreñimiento o por el contrario cuadros de diarrea acusada que se dilatan en el tiempo son síntomas de un posible cáncer de colón. Igualmente, si has notado dolor al orinar o vas al baño de manera frecuente no lo dejes pasar. También se dan estas situaciones en las primeras fases del cáncer de riñón. Hay que descartar las enfermedades lo antes posible.

4. Masas extrañas en mi cuerpo

Aunque existen muchos tipos de cáncer, la gran mayoría suelen presentar características comunes. Es el caso de la formación de masas duras en ciertas partes de nuestro cuerpo. Las zonas más afectadas son los senos, los testículos o los ganglios.

5. Tragar es más difícil

¿Te cuesta tragar los alimentos? ¿Sueles experimentar esta situación de forma asidua? Sabemos que puede ser por inflamación en la garganta o por enfermedades como la faringitis, pero también es un síntoma claro de cáncer. Los principales son el de esófago, faringe y estómago. En el caso de que no puedas tragar bien los alimentos por un periodo superior a una semana, acude a un especialista cuanto antes.

síntomas de cáncer pérdida de peso

6. Toso con frecuencia

La tos siempre es un síntoma que acompaña a un resfriado. Es una respuesta inmunológica de nuestro cuerpo para combatir los virus. Normalmente en una o dos semanas la tenemos más que controlada. Si la tos se vuelve una constante en tu vida no pienses que ese resfriado te está durando más de la cuenta, visita a tu medico, dado que puedes estar en una fase inicial de cáncer. Además, si esa tos viene de la mano de una ronquera debes tenerlo aún más en cuenta.

7. Sangrado inusual

No es normal que nuestro cuerpo sangre sin motivo aparente. Si nos hemos hecho una herida es normal, pero en el caso de que no la tengamos un sangrado inusual puede presentarse en los inicios de un cáncer. Hablamos de sangrado al toser, al orinar, en los excrementos… en ninguna de estas situaciones la presencia de sangre es normal, por ello debes controlarlo lo antes posible y descartar que puedas estar desarrollando esta enfermedad.

8. Mala cicatrización

¿Tienes una herida y no cicatriza? ¿Te duran las llagas mucho tiempo abiertas? Esto es un problema grave que normalmente no lo tenemos en cuenta. La mala cicatrización, los excesos de llagas, principalmente en la boca o la presencia de alguna de ellas en los órganos genitales son síntomas claros de cáncer. Siempre hay que dejar unos días para que todo vuelva a la normalidad, pero como venimos diciendo, si todo ello se dilata en el tiempo puede que algo no vaya bien.

9. He perdido mucho peso

Siempre nos gusta mantenernos delgados y en forma. De hecho, solemos llevar a cabo dietas y hacer ejercicio para poder lograr nuestro objetivo. Si no estás haciendo ninguna de estas cosas y empiezas a perder peso rápidamente y sin explicación aparente podrías padecer cáncer. Normalmente el de páncreas, el de pulmón y el de estómago son los que presentan este síntoma. En el caso de que hayas perdido más de cinco kilos en poco tiempo acude rápidamente a tu médico.

10. Tengo fiebre constante

Finalmente, otro de los síntomas de cáncer de las fases iniciales del cáncer que solemos confundir más a menudo es la fiebre. Generalmente pensamos que tenemos bajas las defensas o que hemos cogido un resfriado. Puede ser eso, aunque si sueles presentar cuadros febriles muy a menudo recuerda lo que te hemos comentado e intenta acabar con ellos rápidamente.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz