10 mitos falsos de las frutas y verduras que cambiarán tu forma de verlas

mitos sobre la verdura

El culto al cuerpo y la preocupación por tener una vida saludable están entre nosotros. No es un mal comportamiento, pero el problema radica en que algunas de las creencias que se establecen alrededor de esta filosofía son completamente falsas. Si hablamos de frutas y verduras existen un gran número de mitos que no se sabe muy bien de dónde han salido, pero que no se corresponden con la realidad. No queremos decir con esto que las frutas y las verduras no sean sanas o que tengas que eliminarlas de tu dieta, pero sí deberías informarte mejor de las propiedades que tienen porque seguramente no estés llevando a cabo unos hábitos alimenticios adecuados.

Frutas y verduras, hablando de espinacas

Siempre hemos escuchado que las espinacas son unos alimentos muy saludables que nos aportan una gran cantidad de energía. Seguro que en más de una ocasión te has convertido en una especie de Popeye y has arrasado con el plato de espinacas. Es estupendo que te gusten las verduras, porque este alimento tiene un alto contenido en hierro, pero debes saber que no es el que más tiene, otros como el hígado o los berberechos multiplican por siete esta cantidad. Así que no los dejes de lado por centrarte en las espinacas.

2. La dieta del pomelo

¿Cuántas veces hemos escuchado que el pomelo tiene unas propiedades adelgazantes magníficas? De hecho hasta existe una dieta específica con este alimento. Algo parecido ocurre con el limón, pero la realidad es que ni uno ni otro contiene esas propiedades por las que se han hecho famosos. Olvídate de este falso mito, otros muchos alimentos seguro que te servirán para conseguir tu objetivo.

3. La mejor fruta: la manzana

A la hora de llevar a cabo una dieta solemos abusar de algunos alimentos, sobre todo de las frutas. En este sentido la manzana es el alimento estrella, dado que siempre se ha creído que es una de las frutas que menos calorías contiene. Pues no, estábamos equivocados. Tomar una manzana es igual que comer un plátano, las calorías son las mismas en ambos casos.

4. ¡Cómo engordan el melón y la sandía!

No sabemos muy bien el por qué de esta creencia, a lo mejor es que los que se la inventaron vieron las dimensiones del melón y la sandía y pensaron que por eso engordarían. Pero esta idea es completamente falsa. Es más, ambas frutas apenas aportan calorías a nuestro organismo porque tienen un alto porcentaje de agua. Son unos alimentos ideales para una dieta y en verano nunca viene mal tomarse algo fresquito.

5. Aguacate contra mantequilla

Aunque no te lo creas, muchas personas han comentado que el aguacate presenta las mismas características que la mantequilla. Es cierto que ambos alimentos tienen un alto contenido en grasas, pero las del aguacate son sanas. Por el contrario la mantequilla es uno de esos alimentos que te recomendamos que dejes un poco apartado, porque el aporte calórico y las grasas que tiene son perjudiciales para nuestro organismo.

6. La noche: la hora ideal para la fruta

Es más que evidente que las frutas suelen engordar menos que otros alimentos. Vale, hasta ahí de acuerdo. Pero no por ello quiere decir que no engorden nada. Al igual que ocurre con otros alimentos, si tomamos fruta por la noche también nos va a aportar calorías, ya que tiene un gran contenido de hidratos de carbono. Si te gusta la fruta lo mejor es que la tomes durante el día. Si es tres veces mejor, y recuerda que la última vez que la tomes no sea más tarde de la merienda.

los mitos de la naranja

7. Necesitamos vitamina C ¡comamos una naranja!

Quizá esta sea una de las creencias más arraigadas en la sociedad. Con la llegada del invierno los resfriados empiezan a notarse y solemos hacernos zumos de naranja por su alto contenido en vitamina C. Parece la idea perfecta, pero debes saber que las naranjas no son los únicos alimentos que contienen esta vitamina, otros como el perejil o el pimiento rojo también la tienen y en mayor medida.

8. ¿Cómo te gustan las verduras?

Algunos prefieren tomar verduras crudas, otros sin embargo las cocinan, pero en ambos casos creen que están haciendo bien, puesto que da lo mismo comerlas de una manera o de otra. Esto no es del todo cierto. Las verduras crudas conservan todas sus propiedades intactas, mientras que si las cocinamos dependiendo de la técnica que utilicemos algunas se pueden perder por el camino.

9. y 10. El doble mito de la zanahoria

Hemos querido acabar con la zanahoria porque es un alimento al que se le atribuyen dos mitos falsos de las frutas y verduras. Por un lado, debes saber que este alimento no es tan natural como parece: ha sido manipulado para que obtenga ese colo anaranjado. Sí, las verdaderas zanahorias siempre han sido moradas. Por otro lado, se supone que al comer mucha zanahoria mejoraremos nuestra vista. Cierto es que este alimento contiene un alto contenido en vitamina A, pero la visión no depende solo de eso, también hay que tener en cuenta los otros alimentos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz