10 formas raras para dejar de fumar que te sorprenderán

Dejar de fumar en el espacio

El tabaco es una de las sustancias más nocivas y cancerígenas que consume gran parte de la población y eso seguro que os lo han dicho muchas veces. A pesar de que comenzó a estar de moda hace muchos años, poco a poco comienza a quedar en segundo plano y dejar de fumar se convierte en una tarea buscada por multitud de personas. Cada vez vemos más individuos que intentan abandonar este vicio y que buscan, para conseguirlo, métodos alternativos. Nosotros hemos buscado y tenemos una selección de las 10 formas raras para dejar el tabaco, técnicas que os sorprenderán y que quizá os ayuden, porque sin duda son muy distintas a las habituales.

Dado que hay muchas personas a las que las técnicas normales no les funcionan, ya sea por falta de voluntad, por escasez de presupuesto o porque no han encontrado la forma de aplicar esas ideas, nosotros os traemos las alternativas.

1. Cambia tu vestuario

Estarás pensando qué tendrá que ver la ropa con fumar. Lo cierto es que más allá del mal olor que coge, poco más parece que puedan tener en común. Sin embargo, si estás pensando en dejar de fumar, una buena opción es ponerte ropa inflamable. Cambia tus modelitos por una indumentaria que prenda fácilmente y así no te atreverás a ser un “bonzo”. Si decides modificar tu fondo de armario, no olvides tampoco la importancia de alejarte de los fumadores o… atente a las consecuencias.

2. Adéntrate en un zoológico

¿Conoces los gorilas de espalda plateada? Quizás sea hora de que les hagas una visita, pues son unos animales anti tabaco. Presentan una gran sensibilidad hacia el humo de los cigarrillos. Por este motivo, pasar tiempo en el zoológico es un buen método para dejar de fumar, puesto que molestar a un animal de más de 250 kilos seguro que no te parece una buena idea.

3. Adopta otro tipo de alimentación

Al intentar dejar de fumar siempre nos entran más ganas de comer y eso tiene mucho que ver con la ansiedad tal y como numerosos expertos han confirmado. Pero, ¿por qué no adoptas el método de Mel Gibson en Arma Letal? Sí, tomaba comida para perros. Una técnica un tanto desagradable, pero si a él le funcionó ¿por qué no a ti?

4. Consigue muchos me gustas

Más bien ésto es un reto. Sigue el ejemplo de algunos usuarios que se han creado una página en Facebook con el objetivo de conseguir mil me gustas. Cuenta a todo el mundo que si consigues 1000 me gustas dejarás de fumar. Es complicado, pero no pierdes nada por intentarlo.

5. Ve al espacio

Cuando intentamos dejar de fumar la falta de nicotina en nuestros pulmones nos provoca ansiedad y estrés, además de mal humor. Seguro que más de una vez has dado una mala contestación por la falta de un cigarrillo y te han mandado a paseo. Bien, tómales la palabra, vete a un lugar aislado donde no molestes con tus cambios de humor ¿qué te parece el espacio? Allí no suele haber grandes cantidades de oxígeno, con lo que fumar no es lo más recomendable. Es una buena alternativa, cambia de profesión y prueba a ser astronauta. En la NASA siempre están buscando nuevos reclutas.

dejar de fumar tabaco tirado

6. Reemplaza el cigarro por un chupete

Si eres fumador sabrás que uno de los mayores vicios es tener en la mano siempre un cigarro, al igual que en la boca. Esto es lo que le ocurría también a la actriz Liz Hurley, pero ella decidió un día reemplazar el cigarrillo por el chupete de su hijo. Así mantenía la boca ocupada con un elemento que no era nocivo. Si recurres a este método no te faltarán miradas de extrañeza, pero si te funciona, ¡bienvenido sea! Los regalices también sirve, pero eso lo hace mucha gente.

7. Ropa interior olorosa

Esta es una iniciativa promovida por una compañía de lencería suiza. Han creado un sujetador que huele a jazmín o a lavanda. Estos aromas tienen una propiedad que hacen que se te pasen las ganas de fumar y encima es agradable. Si eres mujer, no dudes en comprártelo, si eres hombre, lo vas a tener más complicado, aunque para gustos colores.

8. Haz teatro

No, esta técnica no te “obliga” a apuntarte a clases de interpretación, sin embargo con ella debes poner en marcha todos tus dotes de actor, pues se trata de hacer el “paripé” como si estuvieras fumando, pero realmente no llegas a encenderte el cigarrillo. Estúdiate bien el guion y que comience la función. Te tendrás que hacer creer a ti mismo que estás fumando, así que va a ser complicado, pero posible.

9. Agua contaminada

Algunos fumadores en un momento de desesperación han llegado a beberse hasta agua con colillas y cenizas. Tiene que ser repugnante. Si eres capaz de tomarte un vaso de estos seguro que le coges asco al tabaco y dejarás de fumar rápidamente.

10. Limpieza bucal

Por último, otro de los métodos que ha funcionado para dejar el tabaco es lavarse los dientes cada vez que nos apetece un cigarro. Nuestra mente entiende que no debemos introducir nada en la boca una vez que nos la hayamos lavado. Eso sí, no vas a ganar para dentífricos.

Y con ese toque de humor terminamos el repaso a los métodos alternativos. Perdonadnos si nos lo hemos tomado mucho a broma, pero después de tantos consejos como solemos dar, hoy queríamos hacer algo un poco diferente. El hábito de fumar no es ninguna broma, es perjudicial para la salud y aunque cada vez más las campañas contra el tabaco son más duras, parece que la sociedad se niega a olvidar esta costumbre. Muchas personas fuman, dañan su organismo y en el proceso también convierten a otros individuos en fumadores pasivos.

Si eres fumador seguro que alguna vez te has planteado dejar de fumar o incluso has podido llegar a intentarlo. Esperamos que alguna de nuestras ideas locas te haya echado una mano, porque aunque bastante surrealistas, está claro que tienen cierta lógica. ¡Mucha suerte con dejar de fumar!

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz