¿Ronquidos en niños?, ¿es normal?

Si bien el ronquido es más frecuente en adultos que en niños, los más pequeños también lo padecen y, aunque en sí mismo, no es anormal hay que prestar atención a que no se vea acompañado de otro signo que sí puede traer problemas en la salud del niño: la apnea.

Se entiende por apnea a una pausa, que puede durar unos segundos, en la cual la persona no respira, tras la cual, por lo general, se produce una entrada brusca y ruidosa de aire. Si estas pausas de apnea son prolongadas y frecuentes, es necesario consultar con un especialista, ya que deben ser diagnosticadas y tratadas.

Lo que provocan en el organismo es que, al haber menos cantidad de inspiraciones de aire, menos oxígeno llega a los pulmones y, por ende, a la sangre. Es decir, se produce una carencia de oxígeno y durante el tiempo de sueño los tejidos no reciben la cantidad que necesitan para su normal funcionamiento. Además, el corazón tiene que trabajar más y tanto el cerebro como el resto de los órganos sufren también esta falta de oxígeno.

Este trastorno respiratorio propio del sueño es conocido como síndrome de apnea obstructiva del sueño -SAOS-. Este síndrome puede traer aparejado consecuencias negativas como retrasos en el crecimiento, al tiempo que estos chicos por lo general ni comen ni descansan bien, por lo que durante el día estarán somnolientos y con defícits en la atención y el aprendizaje. Asimismo, suelen tener un comportamiento inquieto, ser irritables e hiperactivos.

La causa más frecuente de SAOS en los niños es el aumento del tamaño de las amígdalas y de las vegetaciones, el problema es resuelto, en la mayoría de los casos, con una intervención quirúrgica para extirparlos. Obviamente, antes de llegar a esta instancia es necesario realizar previamente un diagnostico seguro. Con respecto a esto último, lamentablemente, y según se calcula, sólo uno de cada diez casos de SAOS es diagnosticado.

En síntesis, si bien el ronquido puede ser normal, no patológico, es necesario que los padres y los médicos estén atentos por si lo fuera -como en el caso de las apneas, las cuales sí deben ser tratadas cuanto antes-.

Vía ElMundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz